NOTICIAS Y EVENTOS

CONTÁCTENOS

Los representantes están disponibles de lunes a viernes a partir de las 9 am a las 6 pm hora central.

1-800-443-1083
info@globaluniversity.edu
Perfil de Exalumno: Jesse Álvarez

Jesse representa un lindo testimonio para Dios. Como muchos latinoamericanos, Jesse nació y creció en un hogar católico en su natal Estado de Michoacán, México. En muchos aspectos, Jesse creció como otros chicos y jóvenes de su ciudad. La religión formó parte de su cultura, así que él participó en su ceremonia de primera comunión.

Aproximadamente cuando Jesse tenía 9 o 10 años, su familia se mudó a Estados Unidos y se asentó en la Ciudad de Fresno, California. Ya viviendo en Fresno, a la edad de 18 años, Jesse tuvo una experiencia transformadora que cambiaría su vida radicalmente.

“Desde el momento en que acepté a Jesucristo como mi señor y salvador, descubrí una pasión enorme por las cosas de Dios,” dijo Jesse. “Lo único que quería hacer era ganar almas para Cristo.”

Una familia encaminó a Jesse a que siguiera los pasos de Jesús. La salvación de Jesse ocurrió durante una década de cambios profundos, tanto en el mundo, como en Estados Unidos. Era mediados de los años ochenta, 1986 para ser exactos.

Dos meses luego de ser salvo, Jesse fue bautizado en el Espíritu Santo y Dios le llamó al ministerio. Al cabo de un año, luego de recibir a Cristo en su corazón, Jesse se puso a predicar aunque todavía no tenía entrenamiento formal.

“Yo recuerdo claramente como Dios me habló y me llamó al ministerio a tiempo completo. No fue una voz audible, pero fue la voz clara del Espíritu en mi corazón.” Dios me manifestó 4 puntos:

• “Te voy a llamar al ministerio a tiempo completo.”

• “Ya no vas a trabajar en un empleo secular.”

• “Te voy a enviar a un lugar en donde te vas a preparar para el ministerio.”

• “Le vas a predicar a multitudes.”

Jesse menciona que aunque creció en la religión católica, él no asistía a la iglesia con frecuencia, por lo cual no tenía una formación bíblica. Todo esto cambió, cuando en 1987 él empezó a prepararse por medio de la Escuela de la Biblia Berea. En Berea, Jesse recibió la preparación práctica que necesitaba. Él completó su programa de ministro certificado y empezó a trabajar en el ministerio a medio tiempo y luego a tiempo completo en Cornerstone Church. En esa época, la iglesia tenía entre 200 a 300 personas. Jesse fue contratado para ser Director de Evangelismo. Con la bendición de Dios y el liderazgo colaborador de Jesse, la iglesia creció a 1,200 personas. Ya para entonces, Jesse estaba involucrado a tiempo completo en el ministerio. La cual era una promesa cumplida por Dios.

Jesse continuó trabajando en el ministerio y creciendo espiritualmente. Luego de estar en el ministerio por cinco años, la iglesia Cornerstone lo envió como misionero evangelista a México. Ya al otro lado de la frontera sur, Jesse viajó por el país predicándole la Palabra de Dios a muchos y ganando almas para Cristo. Dios estaba cumpliendo otra promesa.

Luego de regresar de México, Jesse empezó a trabajar en el ministerio como Pastor en Fresno, California. Jesse fungió en responsabilidades ministeriales desde principios de los noventa hasta el 2002 cuando el ministerio lo llevó a la ciudad de Oklahoma City, Oklahoma. Jesse sirvió como pastor en una iglesia anglo, Faith Tabernacle Assembly of God. Allí, él fue pionero de un ministerio hispano que sigue activo hasta hoy en día.

Jesse fue ordenado como Ministro de las Asambleas de Dios durante el Concilio Distrital del Sur de California (SoCal) en abril de 2012 en Anaheim, California. Hoy, Jesse es el Pastor Principal del Centro Evangelistico en Oxnard, California. Jesse lidera una iglesia bilingüe y multicultural de 500 personas.

Jesse le da el siguiente concejo a las generaciones más jóvenes: “Dios todavía está llamando hombres y mujeres al ministerio a tiempo completo. Prepárense para el ministerio, encuentren a un buen guía y busquen el apoyo de un pastor.”

El Pastor Jesse es un testimonio viviente. Él nos demuestra que el hacer la voluntad perfecta de Dios es lo mejor para nosotros. Gracias por su obediencia a la voluntad de Dios hermano Jesse…nos sentimos orgullosos de usted y de su obra ministerial.

Por Roberto Ponce, University Communications