NOTICIAS Y EVENTOS

CONTÁCTENOS

Los representantes están disponibles de lunes a viernes a partir de las 9 am a las 6 pm hora central.

1-800-443-1083
info@globaluniversity.edu
Una reseña de la vida de Paul Mead

por Carolyn Hittenberger

DESOLACIÓN                      

Un observador ocasional habría categorizado a Paul Mead como un niño bastante típico. Después de que sus padres se divorciaron cuando tenía tres años, su abuela se encargó principalmente de su cuidado. En la escuela secundaria mantuvo un expediente académico promedio a fin de seguir jugando deportes. Como muchos jóvenes, sin embargo, en su interior Paul estaba quebrantado y vacío. Solía sentarse y tratar de imaginar cómo sería una gran vida.

Al no ser criado en un hogar cristiano, su única guía moral fue su propio criterio. Él dice que sus decisiones “siempre terminaban en fracasos, acarreando más vacío y quebranto. Parecía que Satanás me permitía sólo algunos momentos de felicidad para mantenerme en el camino hacia la destrucción”. Al buscar algo con que llenar ese vacío interior constante, Paul pasó de ciudad en ciudad, y de trabajo en trabajo, probando una variedad de conceptos filosóficos y espirituales. El consumo de alcohol y drogas se convirtió en un estilo de vida.

DISIPACIÓN

En 1991, mientras trabajaba para una compañía de techado en Nueva York, Paul cayó desde una altura de 10 metros, aplastando ambos talones y quebrándose los dos tobillos. Después de dos años en hospitales, cirugías, sillas de ruedas y terapia, aprendió a caminar de nuevo, pero cayó en una profunda depresión y un mayor uso de drogas.

Él recibió US$ 500.000.00 por el accidente. Paul derrochó todo el dinero en un estilo de vida pecaminoso, con el crack de cocaína como su droga de elección. Él entraba y salía de la cárcel, y entraba y salía de rehabilitación de drogas. El entró periódicamente en programas de rehabilitación de Desafío Juvenil, abandonando el programa cada vez. Después de tres años de su inesperada ganancia financiera, estaba en las calles de Albany, Nueva York, sin hogar y sin un centavo.

DEVASTACIÓN

En marzo de 1998 Paul estaba una vez más en rehabilitación, uno de esos ciclos de intento-fracaso. En su búsqueda por respuestas él asistió a una iglesia local, donde conoció a una joven llamada Sharon. Formaron una amistad que condujo al matrimonio en noviembre de 1999. Después de un largo período de sobriedad, en febrero del 2000 Paul regresó a Albany, y de nuevo al crack. El matrimonio fue anulado en marzo. Sharon volvió a su carrera de enfermería. En 2001, Paul una vez más entró en Desafío Juvenil y una vez abandonó el programa. Estaba de nuevo en las calles, y llegó a la conclusión de que éste no era el lugar donde iba a morir.

TRANSFORMACIÓN

En un frío y lluvioso 4 de diciembre del 2002, mientras estaba sentado en la esquina de la calle Clinton en Albany, vestido con zapatos, sin calcetines, una camiseta y un sombrero —la suma total de sus pertenencias— Paul recordó el número de teléfono de Desafío Juvenil en Syracuse, NY. El director, Dave Pilch, respondió a su llamada. Paul le preguntó si podía volver. La respuesta está grabada de manera permanente en el corazón de Paul. "Por supuesto que puedes. Te amamos Paul Mead.

Él volvió a entrar en el programa. El 22 de diciembre el equipo de Desafío Juvenil llevó a un grupo a la iglesia Faith Chapel en Syracuse, NY. Mientras que el grupo de alabanza cantaba: “¿Cómo puede ser que tú, mi Rey, murieras por mí?” Paul estalló en llanto y experimentó un encuentro con Dios que transformó su vida. Él recuerda: "Yo, literalmente, vi a Jesús abrir la puerta de mi corazón y caminar a su interior. La visión es tan clara hoy como lo fue ese día". El vacío que había sentido se llenó cuando Jesús entró en su vida, revelando sus planes y propósitos para Paul. A pesar de que no sabía mucho acerca de lo que la Biblia dice, él sabía que había promesas que estaban destinados para él.

COMISIÓN

El Señor comenzó a hablar con él con respecto del ministerio. A pesar de que no tenía idea en qué forma él serviría, esa voz inaudible, innegable e irresistible provocó una respuesta positiva inmediata. Paul nunca dudó de la veracidad del llamado. Su única interrogante era acerca del "cómo".

INICIACIÓN

En Desafío Juvenil él cantaba en el coro que viajaba para ministrar. Paul era responsable de llamar a los pastores para programar reuniones para el grupo. Él hizo una llamada a la iglesia Gospel Lighthouse Church en Hudson Falls, NY. El pastor fue amable, pero no programó un servicio. Sin embargo, le dijo a Pablo: "Cuando termine el programa de Desafío Juvenil, si usted no tiene a donde ir puede venir aquí". ¡Y eso fue exactamente lo que Paul hizo! Se quedó en el dormitorio disponible de un varón en la iglesia. A pasos pequeños él creció en el ministerio de la iglesia local. Comenzó a enseñar estudios bíblicos, aprendiendo y creciendo por la experiencia.

RESTAURACIÓN

Él había intentado en varias ocasiones de reconciliarse con Sharon, pero ella devolvía sus cartas diciendo que no quería volver a saber de él. Él no se rindió. En febrero de 2003, él intentó una vez más y Sharon se negó. Cuando un conocido evangelista programó una reunión en Clifton Park, Nueva York, cerca de Albany, un grupo de la iglesia planeaba asistir. Una vez más Pablo llamó a Sharon, pidiéndole que fuera con ellos. Ella aceptó y el grupo la recogió de su casa en la camioneta de la iglesia. Cuando se dio el llamado al altar, Sharon oró: "Dios, si tan sólo pudiera saber que me amas". Ella acudió al frente para orar. El evangelista se dirigió directamente a ella y le dijo: "Hola, hermana, eres la novia de Cristo y Él quiere que sepas que te ama." ¡Otra vida transformada!

Paul y Sharon se volvieron a casar el 15 de junio del 2003. Cuando Pablo habló con ella acerca de su llamado al ministerio, ella le dijo que hubo momentos en su vida que había considerado la idea de que algún día podría ser la esposa de un pastor. Antes de que pareciera siquiera probable, Dios estaba preparando su corazón. Cuando Dios orquesta los detalles de nuestras vidas, el resultado es una bella armonía.

CONCENTRACIÓN

Paul sabía que el ministerio no es sólo una habilidad aprendida de un libro. Así, reconoció su necesidad de preparación ungida del Espíritu Santo. Un ministro en el personal de la iglesia habló con Pablo acerca de Global University. Cuando vio que se trataba de un programa acreditado, y que él podría estudiar mientras trabajaba para mantener a su familia, se inscribió de inmediato. Estudiaba dos horas cada día. Él dice: "Cada clase me habló al corazón por medio del Espíritu Santo, y me preparó para entrar en el ministerio. GU estaba allí para ayudarme cuando los tiempos eran difíciles. Siempre había una voz amable en el otro extremo del teléfono cuando me sentí perdido y sin poder continuar mi educación. No hubo "distancia" en mi "proceso de aprendizaje a distancia". En 2007 él completó los cursos requeridos para su Certificado de Ministerio. Se le concedió la Licencia Ministerial en 2008. Se graduó y fue el orador de la clase en la Ceremonia de Graduación de Global University en 2010. Más tarde, fue ordenado con las Asambleas de Dios en 2011.

APLICACIÓN

Paul y Sharon se unieron al personal de la iglesia Gospel Lighthouse Church como pastores de niños en 2004. Cuando la posición de pastor principal quedó vacante en 2007, Paul fue elegido para tomar el puesto. Postrado en el piso del santuario, él dijo: "Señor, necesito tu dirección". La respuesta de Dios fue: "Sólo ve a decirle a las personas lo que hice por ti, y diles que lo voy a hacer por ellas también. Yo me ocuparé de todo lo demás". ¡Dios llama y capacita! Él ha dado a Paul la sabiduría para ministrar a la congregación, siguiendo la dirección del Espíritu Santo. Los preparativos ya están completos para traer a varones de Desafío Juvenil que son llamados al ministerio, y comenzar a prepararlos a través de Global University.

RECOMENDACIÓN

Sus palabras de aliento a los demás son estas: "Yo sólo soy un tipo común y corriente que ha sido tocado por Dios de una manera extraordinaria. Sin la oportunidad de estudiar a través de Global University, yo hubiera tenido un llamado en mi vida y aún así estar buscando. Global University fue la flecha que me permitió dar en el centro del blanco en el perfecto propósito y plan de Dios, y su promesa para mi vida".